UN SEGUNDO IDIOMA TE HACE PENSAR Y VER EL MUNDO DIFERENTE

Hablar dos idiomas, literalmente, cambia la forma de ver el mundo, y los bilingües piensan diferente a los que sólo utilizan su lengua materna.

La nueva investigación realizada por Panos Athanasopoulos, Profesor de Lingüística e idioma Inglés en la Universidad de Lancaster, ha encontrado que los bilingües piensan y se comportan como dos personas diferentes, dependiendo del contexto del idioma en que están operando. Los bilingües también pueden cambiar con flexibilidad entre los dos estados mentales diferentes, y esto les da una ventaja sobre los que solo hablan un idioma.

El Profesor Athanasopoulos dijo: “Nuestra investigación analizó las personas que pueden hablar Inglés y alemán, y mostró que los bilingües piensan y se comportan como dos personas diferentes, en función del idioma que están utilizando.

“Hemos encontrado que hablar diferentes idiomas afecta la memoria de eventos de las personas, y afecta la forma en que se llevarían a cabo tareas simples”.

“Nuestros resultados muestran que si le preguntas a alguien una pregunta en Inglés, y luego repitió la misma pregunta en alemán, es muy probable que den respuestas completamente diferentes”.

language5“Bilingües fluídos en Alemán-Inglés categorizan los eventos de acuerdo a las limitaciones del vocabulario del idioma en el que están hablando. En alemán, tienden a centrarse en los inicios, medios y extremos de los eventos. En Inglés, a menudo dejan de lado los criterios de valoración y se centran en la acción. La investigación consistió en mostrar a personas bilingües, video-clips de personas que realizaban tareas cotidianas, como caminar en un supermercado, entrar en un auto, y luego pedirles que describan lo que vieron.

Cuando se trataba del inglés los participantes se enfocaron en acciones específicas, describiendo el clip como ‘mujer que está caminando “. Mientras que cuando se trataba del alemán, los participantes tendían a ver el panorama y describir la acción completa – que era recordar ver a la mujer de salir del supermercado y de entrar en su coche.

Profesor Athanasopoulos explicó que: “Los resultados muestran que el lenguaje claramente tiene un gran efecto en lo que nos damos cuenta y cómo vemos el mundo que nos rodea, y no hay duda de que el lenguaje forma nuestro pensamiento.”

La investigación también ha demostrado que la segunda lengua de los bilingües está siempre activa en el fondo, y les da un “impulso cerebral”, en la medida en que están entrenados para pensar de manera más eficaz y cambiar entre los dos idiomas.

(Fuente: PSICOLOGICAL SCIENCE and LANCASTER UNIVERSITY, artículo publicado el 06 de marzo 2015)

Los comentarios están cerrados.